Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha | 15 abril 2024.

La reforma laboral y las políticas públicas han mejorado el empleo de las personas jóvenes de CLM con una reducción de la temporalidad de casi 30 puntos desde 2016

  • La crisis de 2008 y las políticas de recortes provocaron un crecimiento descontrolado de la temporalidad rozando el 80% en 2016. En 2022 se produce el nivel más bajo de temporalidad de toda la serie histórica
  • El informe constata que las políticas públicas en materia de empleo y subida salarial fruto del diálogo social han hecho que la situación de la juventud en CLM comience a mejorar progresivamente hacia los Objetivos de Trabajo Decente de la Agenda 2030

Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha ha presentado hoy “Con nuestra propia voz”, un informe en el que el sindicato analiza la situación de la juventud en el mercado de trabajo en la región, destacando la reducción de la temporalidad en casi 30 puntos desde el año 2016 y esto ha sido fruto del diálogo social, las políticas públicas puestas en marcha en los últimos años y a la reforma laboral de 2021.

17/07/2023.

URL | Código para insertar

Mª Ángeles Castellanos y Juan Carlos del Puerto

Mª Ángeles Castellanos y Juan Carlos del Puerto

En rueda de prensa en Toledo, el secretario de Juventud y Formación Sindical de CCOO CLM, Juan Carlos del Puerto, y la secretaria de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo, María Ángeles Castellanos, han explicado que este informe nace con la intención de tener continuidad y que se irá ampliando a lo largo del año. En él se analizan indicadores demográficos y de empleo, datos de emancipación y salarios y se estudia la relación que existe entre el deterioro del empleo y la emigración juvenil. Se analiza un periodo amplio para ver los efectos de la crisis del 2008 y de la crisis pandémica, además de estudiar los efectos de las políticas de respuesta a dichas crisis.

La población joven ha perdido peso en Castilla-La Mancha, en 2008 había casi 600.000 personas entre los 15 y los 34 años, -casi un 30% de la población total-, pero en 2022 mientras la población en general ha aumentado y supera los 2 millones, la población joven ha bajado en casi 150.000 personas, no alcanzando las 450.000, lo que representa un 22% de la población total. Esta pérdida de población joven tiene un doble origen, el descenso de nacimientos y la fuerte emigración exterior y a otras comunidades de la juventud de la región tras la crisis de 2008. Desde entonces han emigrado al exterior 70.233 personas jóvenes y el saldo de las migraciones interautonómicas es negativo con una pérdida de más de 22.000 personas.

“No podemos desvincular estos movimientos migratorios de la situación del empleo, la crisis de 2008 golpea de forma rotunda a la población joven de la región con una precarización de su empleo brutal y un incremento del desempleo abrumador, la crisis y sobre todo las políticas de recortes que se pusieron en marcha tuvieron consecuencias catastróficas para el empleo”, ha denunciado Castellanos.

La población joven pierde peso en general y en mayor medida en el empleo: si en 2006 el 45% de la población asalariada tenía menos de 34 años, este porcentaje ha caído al 27% en 2022, si bien es cierto que hay una recuperación del empleo joven en los años 2021 y 2022.

Otro dato muy significativo de los efectos de las crisis y de las políticas que les dan respuesta lo encontramos en “la temporalidad que creció de forma descontrolada a mediados de la década pasada rozando el 80% en 2016, no sólo se destruyó empleo, además el que había se precarizó, entre otras cuestiones por la temporalidad injustificada que utilizó el empresariado como forma de externalización de sus riesgos”. En cambio en 2022 se produce el nivel más bajo de temporalidad de toda la serie histórica, sin duda por la reforma laboral. Vemos de forma muy clara cómo afectan al empleo las decisiones que se toman ante la coyuntura de cada momento.

En 2008 había 43.900 personas menores de 35 paradas, en 2013 se alcanzan las 139.000 y si empieza a bajar esa cifra no es por la creación de empleo y sí por la emigración. En esos años de mayor desempleo, casi la mitad de la población parada tenía menos de 35 años, en 2022 la población joven supone el 38% de la población parada.

Por su parte, el secretario de Juventud y Formación Sindical de CCOO CLM ha subrayado que “las políticas públicas en materia de empleo y subida salarial han permitido que las personas jóvenes trabajadoras mejoren sus indicadores de trabajo decente”. Así ha subrayado también la bajada de la temporalidad entre la juventud en casi 30 puntos desde 2016 y esto ha sido “gracias a la acción sindical, al diálogo social y a la reforma laboral de 2021 que ha hecho que la juventud ahora tenga más capacidad para el acceso a una carrera profesional y más capacidad para el desarrollo de un proyecto de vida estable”.

Respecto a los salarios, -sin tener en cuenta el año 2020 que con la pandemia fue una verdadera catástrofe para la juventud., desde 2016 y hasta 2021 los salarios de las personas jóvenes han mejorado casi en 3.000 euros anuales, si bien persiste una brecha salarial del 20% entre las mujeres y los hombres jóvenes.

También han mejorado las cifras de emancipación, en 2023 gracias a la mejora de los datos de ocupación hay más personas jóvenes que son referencia del hogar, en torno a un 6%.

Del Puerto ha señalado que “la recuperación del empleo no se da en base a la explotación brutal en los sectores de servicios y comercio, sino que también se está recuperando empleo joven en sectores técnicos de alto valor añadido como los de programación, consultoría, explotación de datos e investigación. Las personas jóvenes son protagonistas en el cambio de modelo productivo debido a la transición digital”.

“El diálogo social es el protagonista de que la situación de la juventud en Castilla-La Mancha comience a mejorar progresivamente hacia los Objetivos de Trabajo Decente de la Agenda 2030”.