Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha | 15 abril 2024.

La Inspección de Trabajo impone a la Delegación de Bienestar Social de Ciudad Real un requerimiento para que evalúe los riesgos psicosociales de los centros de mayores

  • Tras la denuncia de CCOO, se constata por parte de la Inspección, que el organismo provincial “no ha adoptado medidas para prevenir los riesgos psicosociales detectados en las evaluaciones de riesgos o no han sido evaluados desde 2009”
  • La Delegación “carece de protocolo para la prevención del acoso sexual y acoso por razón de sexo conforme a las normas actuales regulatorias”

Tras la denuncia de Comisiones Obreras, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha impuesto a la Delegación provincial de Ciudad Real de la Consejería de Bienestar Social un requerimiento para que adopte las medidas organizativas y preventivas adecuadas, previa consulta a los órganos de representación de personal, para la protección de la seguridad y salud laboral de las personas trabajadoras de diferentes centros de mayores de la provincia, en relación con las evaluaciones de riesgos psicosociales y protocolos contra el acoso sexual y por razón de sexo.

30/11/2023.

A instancias del sindicato, tras la denuncia presentada por la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO de Ciudad Real, la Inspección de Trabajo constata que “no existen procedimientos específicos implantados de evaluación de riesgos psicosociales y, por tanto, métodos de prevención en ninguno de los centros indicados de la Delegación provincial, así como que tampoco se ha aportado el protocolo específico de prevención contra el acoso sexual y por razón de sexo…”, explica el delegado de prevención de CCOO en Bienestar Social, Julián Castillo.

Los centros son: Delegación provincial. Unidad de Familia y Menores; residencia de mayores “Las Pocitas del Prior”; residencia de mayores “Gregorio Marañón”; residencia de mayores “Nuestra señora del Carmen”; residencia de mayores “Los Jardines”; residencia de mayores “Virgen de Peñarroya”; y los CADIG Guadiana I y Guadiana II.

Se constata por parte de la Inspección, que la Delegación provincial de Bienestar Social en Ciudad Real “no ha adoptado medidas para prevenir los riesgos psicosociales detectados en las evaluaciones de riesgos o no han sido evaluados desde 2009”, así como que “la citada Delegación carece de protocolo para la prevención del acoso sexual y acoso por razón de sexo conforme a las normas actuales regulatorias...”

Así, según señala la Inspección, “la Delegación Provincial es responsable de cometer dos infracciones por cada centro de trabajo en materia de prevención de riesgos laborales preceptivamente tipificada y calificada como graves en el artículo 7.13 del texto redifundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social”.

Desde el sindicato “esperamos que la Delegación provincial de Bienestar Social cumpla a la mayor brevedad estos requerimientos que ha formulado la Inspección de Trabajo al tratarse de un asunto tan importante para la salud de las trabajadoras y los trabajadores sociosanitarios que prestan sus servicios en un entorno en el que se encuentran a diario con riesgos psicosociales de origen multicasual, dándose con frecuencia experiencias estresantes con una gran carga emocional y afectiva donde se hace necesario y urgente determinar la magnitud del riesgo e identificar los niveles de daño”, afirma el secretario general de FSC CCOO Ciudad Real.