Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies

Configuración de cookies

Desde aquí puede activar o desactivar las cookies que utilizamos en este sitio web, a excepción de las de técnicas, que son imprescindibles. Si no selecciona ninguna opción, equivale a rechazar todas las demás cookies.

Cookies técnicas y de sesión, estrictamente necesarias

Sesión: PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_*

Permiten mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web, son imprescindibles

Técnica: config

Guarda la confiruación de cookies seleccionada por el usuario

Cookies de terceros

Google Analytics: _gat, _gid y _ga

Utilizamos estas cookies para obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Están gestionadas por Google, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Facebook: _fbp

Cuando mostramos información incrustada de la red social Facebook, se genera automáticamente esta cookie. Está gestionada por Facebook, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Twitter: eu_cn, ct0, guest_id y personalization_id

Cuando mostramos información incrustada de la red social Twitter, se generan automáticamente estas cookies. Están gestionadas por Twitter, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Política de cookies

COMISIONES OBRERAS DE CASTILLA MANCHA informa que este sitio web usa cookies para

  1. Asegurar que las páginas web puedan funcionar correctamente

  2. Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado la persona usuaria o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

  3. Mostrar contenido de redes sociales, siempre relacionado con información de la organización de CCOO.

Informamos que contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de CCOO que podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

A continuación encontrará información detallada sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de cookies de terceros.

  1. ¿Qué son las cookies?

    Las cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (smartphone, tablet o televisión conectada) de la persona usuaria durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

    El uso de cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses de la persona usuaria, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

  2. Tipología, finalidad y funcionamiento

    Las cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando la persona usuaria cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que la persona usuaria se mantenga identificada en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

    Adicionalmente, en función de su objetivo, las cookies utilizadas pueden clasificarse de la siguiente forma:

    • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando la persona usuaria accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:

      • Mantener la persona usuaria identificada de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse

      • Comprobar si la persona usuaria está autorizada para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web

    • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web

    • Analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación de la persona usuaria en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca a la persona usuaria con el fin de obtener informes sobre los intereses de la persona usuaria en los servicios que ofrece el sitio web.

    Para más información puedes consultar la guía sobre el uso de las cookies elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos en https://www.aepd.es/sites/default/files/2020-07/guia-cookies.pdf

  3. Cookies utilizadas en este sitio web

    A continuación, se muestra una tabla con las cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de "nivel de intrusividad" apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

    Nivel 1: se corresponde con cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por la persona usuaria.

    Nivel 2: se corresponde con cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

    Nivel 3: se corresponde con cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento de la persona usuaria a través de webs de las que COMISIONES OBRERAS DE CASTILLA MANCHA no es titular. Puede corresponderse con cookies donde se identifica a la persona usuaria de manera única y evidente.

    TABLA DE COOKIES UTILIZADAS
    CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
    PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_* Sesión Imprescindibles Mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web 1
    config 1 año Imprescindibles Guardar la configuración de cookies seleccionada por el usuario 2
    Google Analytics (_gat, _gid y _ga) 24 horas Analítica, de terceros (Google) Permitir la medición y análisis de la navegación en las páginas web 3
    Facebook (_fbp) 3 meses Terceros (Facebook) Mostrar información incrustada de la red social Facebook 3
    Twitter (eu_cn, ct0, guest_id, personalization_id) Sesión Terceros (Twitter) Mostrar información incrustada de la red social Twitter 3

    Desde los siguientes enlaces puedes consultar la política de cookies de terceros: Política de cookies de Google, Política de cookies de Facebook, Política de cookies de Twiter

  4. Deshabilitar el uso de cookies

    La persona usuaria en el momento de iniciar la navegación de la web, configuró la preferencia de cookies.

    Si en un momento posterior desea cambiarla, puede hacerlo a través de la configuración del navegador.

    Si la persona usuaria así lo desea, es posible dejar de aceptar las cookies del navegador, o dejar de aceptar las cookies de un servicio en particular.

    Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las Opciones o Preferencias del menú del navegador.

    La persona usuaria podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de cookies en este sitio web utilizando su navegador. Hay que tener en cuenta que la configuración de cada navegador es diferente. Puede consultar el botón de ayuda o bien visitar los siguientes enlaces de cada navegador donde le indicará como hacerlo: Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari

    También existen otras herramientas de terceros, disponibles on-line, que permiten a la persona usuaria gestionar las cookies.

  5. ¿Qué ocurre al deshabilitar las cookies?

    Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados, tener un comportamiento diferente al esperado o incluso que se degrade notablemente la experiencia de navegación de la persona usuaria.

  6. Actualización de la Política de cookies

    COMISIONES OBRERAS DE CASTILLA MANCHA puede modificar esta política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a la persona usuaria que la visite periódicamente.

    Cuando se produzcan cambios significativos en esta política de cookies, se comunicará a través de la web.

“Criminalizar la huelga fue una decisión política alentada por las tesis neoliberales que toca corregir también desde la política”

    Toda la sociedad española, no solo los sindicatos, debe felicitarse estos días por la tramitación en el Congreso de los Diputados de una proposición de ley que permitirá derogar el artículo 315.3 del Código Penal, un artículo que ha supuesto hasta ahora el procesamiento de unos 300 trabajadores y trabajadoras y sindicalistas, por su participación en piquetes y acciones de huelga. Criminalizar la protesta sindical fue una decisión política, alentada por las tesis neoliberales que tan bien aprovecharon el campo de batalla que dejó la crisis anterior. Corregir este desatino, esta injusticia flagrante, es tarea de la política. Ejercer un derecho constitucional no puede ser delito. Desde que se lanzara este precepto penal que hacía muy difícil el libre ejercicio de la huelga, los sindicatos de clase nos movilizamos para concienciar a la ciudadanía del peligro de poner nuevos obstáculos a la protesta legítima, más en el contexto que ha vivido este país, y en particular la realidad de los más desfavorecidos, las capas sociales más vulnerables.

    21/12/2020.
    Paco de la Rosa

    Paco de la Rosa

    Pasábamos por los peores efectos de la mal llamada austeridad, los recortes en los servicios públicos que debilitaron el Estado del Bienestar (la pandemia lo ha demostrado), la salvaje reforma del mercado laboral y la consiguiente contestación colectiva en la calle: Tanto en 2013 como en 2014 se superaron las 1.500 manifestaciones al año sólo en Castilla-La Mancha, siempre con los sindicatos y sus comités y delegados como colectivo protagonista, impulsores de la inmensa mayoría de estas movilizaciones. 

     

    El legislador, retorciendo entonces el concepto del derecho al trabajo (que tiene en la norma constitucional una menor protección que la huelga), lanzó contra la clase trabajadora una permanente amenaza de castigo: Este artículo 315.3 que nunca debió salir adelante dice que “quienes actuando en grupo o individualmente, pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga, serán castigados con la pena de prisión de un año y nueve meses hasta tres años o con la pena de multa de 18 meses a 24 meses". El resultado, cientos de personas llevadas ante los tribunales sin ningún material probatorio, pero con severas peticiones de privación de libertad, sentencias muy duras y desproporcionadas, procesos judiciales en algunos casos pendientes de resolverse, y que la nueva proposición de ley debe dejar sin efecto. Al tiempo, los empresarios que obstaculizaban el derecho a huelga, o castigaban las movilizaciones de sus empleados con despidos, recibían una simple multa.

     

    La secuencia seguida en esta década, desde la persecución de la acción sindical ya tras las huelgas generales de 2010 y 2012, debe hacernos reflexionar sobre el papel que el derecho a huelga tiene en un Estado de Derecho. La salida de la crisis económica y financiera se tradujo en el empeoramiento de las condiciones laborales y materiales de los trabajadores y trabajadoras. Facilitar el despido o debilitar la capacidad negociadora de los sindicatos llevó a la contestación social, y la reacción del Ejecutivo a esa contestación fue idear nuevas formas de castigo policial y legal. Merecimos entonces otra respuesta política por parte de una derecha irresponsable que solo ofreció represión y cerró las puertas al diálogo social, y merecemos ahora una respuesta distinta desde los poderes públicos cuando una crisis económica también se asoma; hace falta una sensibilidad diferente, que entienda la expresión de la protesta como un espacio legítimo, protegido por la Constitución. Dice el profesor Antonio Baylos que la huelga expresa ante todo “el valor de la solidaridad social que es fundamento de la democracia”. Lo hemos visto esta semana en la que recordábamos la huelga general de diciembre de 1988, el hito que supuso paralizar un país para decir al Gobierno de entonces que su programa de gobierno en materia de empleo era lo contrario a lo que la sociedad reclamaba y necesitaba. Lo vemos en cada huelga, en cada conflicto, protestas que nunca han sido caprichosas, y que han supuesto sen cambio un factor de cambio social, un acelerador de las conquistas sociales. Conviene no olvidar esta historia, tenerla en mente cuando se cuestione el papel de la defensa de la clase trabajadora de las organizaciones sindicales y haya políticos que se atrevan a atacar los derechos que tanta lucha nos llevó conseguir, cuando los gobernantes se atrevan de nuevo a reprimir la protesta y perseguir las movilizaciones como si el reloj del régimen franquista siguiera funcionando. 

     

    El tiempo político es otro, mal que pese a quienes hacen ejercicios de nostalgia todos los días. Este tiempo exige valentía al primer gobierno de coalición de la democracia, confiamos en el consenso de la mayoría de las fuerzas políticas de izquierda para avanzar en esta senda de recuperación de derechos. Echar atrás este artículo 315.3 es irrenunciable para proteger la salud democrática, pero también es clave corregir los aspectos más cuestionados de la llamada ‘ley Mordaza’, así como tumbar la reforma laboral del Partido Popular, que no ha cumplido desde luego los objetivos con los que la lanzaron quienes la defendían (reducir la temporalidad). Sí se han cumplido los augurios de quienes la rechazamos en las calles, un mercado laboral más precario, más trabajadores pobres, más hombres y mujeres que pese a tener un empleo no pueden llegar a fin de mes, pagar un alquiler, o una hipoteca. Es momento de asegurar que el nuestro es un país donde, además, los trabajadores y trabajadoras pueden ser escuchados, sin represión y sin miedo, donde los sindicatos puedan cumplir su papel como instrumento para recuperar y ganar derechos.