CCOO CLM recurrirá ante el TSJ la sentencia de primera instancia sobre la adaptación al SMI de las tablas salariales del convenio del Campo de Ciudad Real

    Ciudad Real, 29 de septiembre de 2020. CCOO CLM recurrirá ante el TSJ la sentencia del juzgado de lo social nº 3 de Ciudad Real que desestima la demanda interpuesta por el sindicato y por FICA-UGT para solicitar el reconocimiento del derecho a adaptar las tablas salariales del convenio colectivo del Campo de Ciudad Real al SMI.

    30/09/2020.
    Trabajadores del campo

    Trabajadores del campo

    CCOO respeta el fallo de la magistrada-juez de primera instancia, pero lo recurrirá por entender que no responde a la controversia jurídica realmente sometida a su consideración.

    En línea con las argumentaciones del letrado de la patronal ASAJA, la sentencia se basa en la infundada creencia de que lo que los sindicatos solicitábamos en nuestra demanda era elevar el salario base de todas las categorías del convenio colectivo hasta igualarlos al menos al SMI.

    Se nos recuerda al respecto, insistente e innecesariamente, que además del salario base hay otros conceptos que integran el salario, “como las pagas extraordinarias, de beneficios, antigüedad y los distintos pluses que perciben los trabajadores”; y que el TS ya sentenció en 1989 que, si sumando todas estas percepciones se supera el SMI vigente, no es necesario revisar las tablas salariales.

    Esta doctrina, efectivamente, nos ha llevado a no impugnar decenas de convenios colectivos cuyas tablas salariales incluyen salarios base por debajo del SMI, pero que lo rebasan al sumar otros conceptos retributivos que obligatoriamente reciben todos/as los trabajadores/as afectados por ese convenio.

    Sin embargo, la suma de los conceptos retributivos que el convenio del campo de Ciudad Real establece como de percepción obligatoria -salario base, pagas extras y paga de beneficio- se queda por debajo del SMI.

    Para llegar a cobrar el SMI, los/as trabajadores/as afectados por el convenio de Campo de Ciudad Real necesitan cobrar otros pluses o complementos que en absoluto tienen garantizados: así, no cobran el plus de antigüedad sin cumplir al menos tres años en el puesto; ni el plus de distancia si no precisan realizar desplazamientos; y lo mismo respecto a los demás pluses previstos en el convenio: dietas, salario a la parte en ganadería, nocturnidad y toxicidad, penosidad o peligrosidad.

    La propia magistrada-juez admite textualmente en los fundamentos de su sentencia que “en el caso que haya trabajadores cuyo salario en conjunto y cómputo anual sea inferior a la cuantía del SMI vigente en cada momento deberá ser modificado en la cuantía necesaria”

    Pues bien, esto es lo que reclamábamos -y reclamaremos ahora ante el TSJ: adaptar las tablas salariales del convenio colectivo del Campo de Ciudad Real al SMI vigente; porque, efectivamente, tras las subidas del SMI en 2019 y 2020 (22,3% y 5,5%, respectivamente), hay trabajadores/as agrarios de esta provincia cuyo salario de convenio, en conjunto y cómputo anual, es inferior a la cuantía del SMI.

    Ya era así en 2019, cuando tras múltiples e infructuosas gestiones sindicales y reiterados y fracasados intentos de resolverlo mediante el diálogo, nos vimos obligados a acudir a la vía judicial. Y lo es más en 2020, cuando un peón del campo de Ciudad Real solo tiene garantizado en su convenio colectivo un salario/día de 31,91 euros, incluyendo salario base (26,47 euros) y la parte proporcional de pagas extras y de beneficios (5,44); cuando sumando esto tres conceptos le debieran ser garantizados 36,44 euros para llegar al SMI vigente.

    Así, los 13.300 euros/año que establece el SMI para 2020 se le quedan al peón del campo de Ciudad Real en 11.646,8. Para alcanzar el SMI, necesita sumar otros 1.653,2 euros en pluses a los que puede no tener derecho.

    Más evidente aún es la merma salarial de los trabajadores eventuales, que carecen de pluses y cuyo salario/hora de convenio es de 6,50 euros, frente a los 7,41 euros/hora del SMI.

    De esto es perfectamente conocedora Asaja-Ciudad Real, de ahí que a principios de este verano emitiera una nota de prensa para recordar a los empresarios agrícolas de la provincia que, pese a lo escrito en el convenio que su patronal se niega a rectificar, deben pagar el SMI a sus temporeros.

    Por estas cuestiones recurriremos la sentencia, que por lo demás, como señala su autora, se basa en otra de la Audiencia Nacional, de 24 de mayo de 2019, cuyos argumentos “aun no desconociendo que no goza del carácter de firme, son plenamente compartidos por la juzgadora”.

    Por nuestra parte, respetando los criterios ambas instancias judiciales, no consideramos que los argumentos de la mencionada sentencia de la AN -que efectivamente ya ha recurrido la Confederación Sindical de CCOO- sean extensibles sin más al caso que nos ocupa sobre el derecho a adaptar al SMI las tablas salariales del convenio del campo de Ciudad Real.

    Otras cuestiones planteadas ayer por Asaja-Ciudad Real

    En cuanto a las interpretaciones que de la sentencia de primera instancia hizo ayer la patronal ASAJA, no nos merecen mucha consideración ni sindical ni jurídica: Llegan a achacar a la sentencia afirmaciones inexistentes y peregrinas, como que “si se admitiera que la cuantía del salario que establecen las tablas fuera la fijada para el SMI se sobrepasaría el tope y se produciría una vulneración del artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores”. Pasmoso.

    Menos consideración aún nos merece la exigencia de “rectificación” que nos plantea Asaja, que nos acusa de desprestigiar con algunas de nuestras declaraciones no solo a la propia patronal, sino incluso a todo el sector agrario de la provincia. Al líder patronal, Pedro Barato le consta que nunca ha sido tal nuestra intención. Así se lo expresó por escrito el secretario general de CCOO-Industria CLM en la carta que le remitió este verano para tratar de buscar soluciones a la cuestión de las tablas salariales.

    Nos asombra también la pretensión de Asaja de imponer vetos en lo sucesivo a los interlocutores que corresponda designar a los sindicatos para representar a la parte social en las mesas de negociación, amenazando con no sentarse si las personas elegidas por CCOO y UGT no son de agrado.

    Y nos preocupa, pero no nos extraña, la rotunda negativa de Asaja Ciudad Real a abordar la negociación de un convenio regional del campo. Por algo es, de las cinco patronales agrarias de la región, la que mantiene los salarios más bajos; incluso por debajo del SMI.

    Por nuestra parte, reiteramos nuestra permanente disposición al diálogo con la patronal Asaja, en todos y cada uno de sus ámbitos territoriales, para abordar, con la voluntad de acordar, cuantas cuestiones afecten a las relaciones laborales en la actividad agraria de la región, desde las tablas salariales del convenio provincial de Ciudad Real a la negociación de un convenio regional de Campo. O, para empezar, de un salario de ámbito regional para las campañas agrícolas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.