Los trabajadores de Eulen subcontratados en ICSA inician la próxima semana un ciclo de diez jornadas de huelgas

    Toledo, 26 de julio de 2020. Los 17 trabajadores que el Grupo Eulen tiene subcontratados enla factoría toledana de ICSA inician el miércoles y jueves de la próxima semana un ciclo de diez jornadas de huelga convocadas por la Representación Legal de los Trabajadores y las Trabajadoras (RLT) y CCOO para exigir la negociación de las condiciones de la regulación de empleo a las que están sometidos.

    26/07/2020.

    Estos trabajadores están integrados en la cadena de producción de ICSA, empresa del Grupo Aernnova dedicada a la fabricación de componentes para la multinacional aeronáutica Airbus; y tanto ellos como sus compañeros de la empresa principal están en ERTE de reducción de jornada (aproximadamente, un 35% de media).

    Pero mientras ICSA negoció y acordó con su plantilla directa un ERTE por causas Económicas, Técnicas, Organizativas y de Producción (ETOP), Eulen aplica sus trabajadores un ERTE por Fuerza Mayor (FM), modalidad que no requiere negociación y que le fue inopinadamente aprobado por la Autoridad Laboral.

    Así, mientras el ERTE ETOP de ICSA incluye medidas complementarias beneficiosas para sus trabajadores, el ERTE FM de Eulen solo beneficia a la empresa, que se aprovecha de las exoneraciones a las cuotas de la Seguridad Social establecidas para los ERTES por Fuerza Mayor.

    La otra diferencia sustancial es la fecha término de los ERTE respectivos. Así, el ERTE ETOP pactado por ICSA y sus trabajadores finaliza el 31 de diciembre; mientras que, tras dos prórrogas, los ERTES FM concluirán el próximo 30 de septiembre y difícilmente tendrán una tercera prorroga. No al menos el de Eulen, cuya calificación de “Fuerza Mayor” es más que cuestionable desde el principio.

    Así, a regañadientes, Eulen se ha visto obligada a abrir la negociación con la RLT de su plantilla en ICSA de un ERTE ETOP para los meses de octubre, noviembre y diciembre.

    “Pero en esa negociación no se vislumbra posibilidad de acuerdo y la posición de la empresa nos ha obligado a ir a la huelga, diez días de huelga distribuidos entre lo que queda de julio, septiembre y octubre”, explica Carlos García Montoya, responsable de Negociación Colectiva de CCOO-Construcción y Servicios CLM.

    “Nosotros pedimos las mismas medidas que las acordadas por ICSA con sus trabajadores -abono integro de pagas extras y de vacaciones, más un complemento del 10% adicional a lo que paga el SEPE a los trabajadores en ERTE-, pero Eulen rechaza poner nada de su parte, alegando que no sabe qué pasará en 2021”, explica por su parte Esther Page, delegada sindical de sus compañeros de Eulen-ICSA.

    “No queremos tener mejores condiciones que nadie, pero tampoco peores que nadie, queremos las mismas. Las dos plantillas somos parte del mismo proceso productivo y queremos que a todos se nos trate igual. Suceda a lo largo del año que viene, que eso no lo sabe ni Eulen ni nadie, queremos que en la factoría de ICSA todos los trabajadores tengan las mismas condiciones; es de pura justicia”, subraya Page

    “Instamos a Eulen a avenirse a razones. El Grupo Eulen lleva desde mayo sacando tajada de la situación tan catastrófica que estamos viviendo, es hora de que ponga algo de su parte. En caso contrario, mantendremos el calendario de huelgas: mañana y pasado en este mes de julio, y luego los días 9, 10, 23 y 24 de septiembre y el 14, 15, 28 y 29 en octubre”, concluye García Montoya.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.