“Necesitamos políticas que rompan los ciclos de pobreza y mejorar la calidad del empleo para dejar de ser la comunidad autónoma con los mayores niveles de carencia material severa”

  • Los datos de pobreza extrema han empeorado respecto a 2018. En la región hay más de 150.000 personas que viven con carencia material severa.
  • En CLM hay más de 624.000 personas en riesgo de pobreza o exclusión.
  • CCOO CLM pide al Gobierno regional la puesta en marcha de medidas complementarias al IMV para mejorar la situación de estas miles de personas que viven situaciones muy difíciles; y reclama un reparto de la riqueza vía empleos y salarios dignos.

Toledo, 21 de julio de 2020. Castilla-La Mancha está a la cabeza de la carencia material severa con más de 150.000 personas que viven en esta situación, lo que supone una tasa del 7,4% de la población, dos décimas por encima del dato de 2018 y muy lejos de regiones como Cantabria en la que apenas un 0,9% de su población se encuentra en esta situación de precariedad extrema.

21/07/2020.
.

.

Estos datos están referidos a 2019 y en 2020 hay cambios drásticos e importantes que sin duda van a incidir en estos resultados. Por un lado las consecuencias económicas de la pandemia harán que la situación de muchas personas empeore, pero por otro, la puesta en marcha del Ingreso Mínimo vital determinará que muchas personas salgan de la pobreza extrema, afirma M.ª Ángeles Castellanos, secretaria de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM.

En cualquier caso, ante esta realidad de precariedad tan marcada que nos pone en el triste primer puesto de la carencia material severa, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se tienen que poner en marcha medidas complementarias al IMV para mejorar la situación de estas miles de personas que viven situaciones muy difíciles y a las que hay que destinar más recursos para romper estos ciclos de pobreza.

Desde CCOO CLM ya hemos trasladado al Gobierno regional que los recursos que estaban destinados a actuaciones que ahora están cubiertas por el Ingreso mínimo vital han de seguir destinados a la lucha contra la pobreza y a la vista de los datos que hoy hemos conocido, es necesario ampliar estos fondos para terminar con estas situaciones tan dramáticas que permanecen muy invisibilizadas porque la pobreza se oculta y porque se culpabiliza de forma injusta a quienes viven estas situaciones, señala Castellanos.

Pero no solo se combate la pobreza desde las actuaciones gubernamentales, es necesario que se produzca un reparto justo de la riqueza. Castilla-La Mancha es una región rica en cuanto a recursos, el PIB ya supera los niveles previos a la crisis de 2018, pero esta riqueza no llega a quienes con su trabajo la están generando, y no llega porque se enfrentan a empleos precarios, a una temporalidad injustificada y a unos salarios bajos y así no se rompen los ciclos de la pobreza.

Mejorar este reparto de la riqueza vía empleo de calidad es imprescindible para avanzar como sociedad y para poder construir una región con futuro de la que no tengan que emigrar quienes aspiren a cierta estabilidad económica.

Los datos

Según la Encuesta de Condiciones de Vida que hoy ha publicado el INE con datos de 2019, la tasa AROPE que mide el riesgo de pobreza o exclusión social se sitúa en Castilla-La Mancha en el 30,7% lo que nos sitúa como la cuarta comunidad autónoma con mayor riesgo tras Extremadura (37,7%), Canarias (35%) y Murcia con 31,9%.

Esta tasa supone que en CLM hay más de 624.000 personas en riesgo de pobreza o exclusión.

Si comparamos los resultados con los de 2018 se ha producido una ligera mejora con un descenso de 2,8 puntos.

En cambio, si atendemos a los datos de pobreza extrema, aquí la situación ha empeorado respecto a 2018 de manera que en 2019 en CLM la tasa de carencia material severa se sitúa en el 7,4%, con un incremento de dos décimas respecto al año anterior. Esta tasa supone que en la región hay más de 150.000 personas que viven con carencia material severa.

Respecto a la renta por hogar, en Castilla-La Mancha se sitúa en 24.853€/año, lo que supone un incremento del 1,85% pero muy lejos aún de comunidades como Euskadi en la que la renta media de los hogares es de 36.399€, lo que supone un 46% más que la renta regional.

Por último también queremos analizar las dificultades para llegar a fin de mes con las que se encuentra la población de Castilla-La Mancha, así, según los datos que hemos conocido hoy, el 47,4% de la población de CLM tiene algún grado de dificultad para llegar a fin de mes .

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.