Los trabajadores de los Parques Nacionales de CLM se concentran frente a la Delegación del Gobierno para defender sus contratos

    Toledo, 20 de julio de 2020. Los trabajadores/as de los Parques Nacionales de CLM (Cabañeros, Tablas de Daimiel y Quintos de Mora, se ha concentrado esta mañana en Toledo, frente a la Delegación del Gobierno en Zocodover, contra la limitación de sus contratos como fijos-discontinuos a cuatro meses de trabajo en todo el año que impone la empresa pública Tragsa, a la que el Organismo de Parques Nacionales tiene encomendada la gestión de los existentes en nuestra región.

    20/07/2020.
    Concentración de trabajadores de Parques Nacionales

    Concentración de trabajadores de Parques Nacionales

    “Estas personas, 86 en total entre los tres parques nacionales de CLM, pasaron de trabajar once meses al año a ocho; luego a seis y este año solo se les contrata cuatro meses, de junio a septiembre, para el periodo álgido de incendios forestales. Sin precampaña ni postcampaña. Es un sinvivir, con cuatro meses de trabajo ni siquiera tienen derecho al paro; es inadmisible”, denunció Rachid Hidra, delegado sindical de CCOO-Construcción y Servicios en Tragsa-CLM.

    Rachid acudió junto con otra docena de representantes sindicales del colectivo a manifestarse en Toledo al grito de “¡no a los recortes, por un empleo digno! convocados por CCOO, UGT, CSIG y CGT, que no descartan llevar sus movilizaciones a Madrid ni la convocatoria de paros.

    Hidra advirtió que la nueva reducción del periodo de trabajo de las plantillas “no solo supone una precarización ya intolerable para las personas afectadas, bomberos forestales que tienen que cuidar de los Parques Nacionales. También pone en cuestión la garantía de preservación de los Parques ante el riesgo de incendios; además de suponer un golpe más a la actividad y el empleo en las localidades de las comarcas afectadas, agravando los problemas de despoblamiento que sufre el mundo rural de nuestra región”

    Al respecto, el responsable de CCOO-CyS denunció que, en los dos últimos años, y además de recortar los periodos de contratación, Tragsa ha ido amortizando puestos de trabajo en los Parques Nacionales de CLM, de forma que las plantillas han caído de las 110 personas existentes en abril de 2018 a las 86 que quedan en la actualidad.

    Hidra recordó también que Castilla-La Mancha “es la única comunidad autónoma del país a la que queda por transferir la gestión directa de sus Parques Nacionales. El Gobierno regional y los sucesivos gobiernos del Estado llevan años negociando el traspaso de las competencias, pero el proceso no avanza nada; mientras los parques se siguen vaciando de personal y recortando la duración de los contratos.”

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.