Alto grado de rigidez, excesiva carga de trabajo y de interrupción durante el tiempo libre: rasgos de la ocupación en Castilla-La Mancha

    Toledo, 12 de junio de 2020. La ocupación en Castilla-La Mancha se caracteriza por un elevado grado de rigidez a la hora de fijar aspectos de la jornada laboral y a la hora de disponer de horas o días libres para atender imprevistos, por una excesiva carga de trabajo para el 20% de las personas ocupadas que tienen que trabajar bajo presión por falta de tiempo y por una excesiva interrupción durante el tiempo libre, ya que en torno al 30% de las personas ocupadas fueron contactados durante este tiempo libre.

    12/06/2020.
    M Ángeles Castellanos

    M Ángeles Castellanos

    Así lo pone de manifiesto el módulo de la EPA sobre la organización y duración de la jornada laboral que se ha publicado hoy y que nos permite conocer aspectos como la flexibilidad de la jornada laboral, el registro del tiempo de trabajo o el tiempo empleado para llegar al lugar de trabajo durante el año 2019.

    En este sentido, la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM, M.ª Ángeles Castellanos, afirma que “para que podamos hablar de empleo de calidad hay que mejorar todos estos aspectos y ahora que nos encontramos en un momento crucial en el que tenemos que abordar la reconstrucción económica, el diálogo social y la participación sindical serán fundamentales para conseguir estas mejoras”.

    Así, Castellanos señala que ayer se presentó el documento “Un país con futuro. Más social. Más igualitario. Más productivo. Más verde”, la propuesta sindical para la construcción de un nuevo país, con las medidas que los sindicatos consideran necesarias para la reconstrucción del país tras el profundo impacto económico y social causado por la COVID-19.

    Analizando los datos publicados hoy vemos como la mayor parte de las personas ocupadas en CLM (73,68%) no deciden ningún aspecto de su jornada laboral y tan solo el 22,25% pueden cogerse horas libres en el mismo día en el que se necesiten, mientras que para un 12,61% les resulta muy difícil coger estas horas. Estos datos nos ponen frente a la rigidez de las jornadas laborales en CLM algo que determina que es el tiempo de trabajo el que fija el tiempo disponible para otros aspectos de la vida.

    CCOO CLM manifiesta que no podemos olvidar que muchos imprevistos están vinculados a temas de cuidados, algo consustancial a la naturaleza humana, y la excesiva rigidez, que en la mayoría de los casos no está justificada, hace incompatible para muchas personas trabajo y elección de forma de vida. En este punto entraría la corresponsabilidad que deben asumir las empresas para atender las tareas de cuidados, pues sin esos cuidados no dispondrían de personas que puedan trabajar en condiciones óptimas.

    Esta rigidez unida a la brecha de género en la atención a los cuidados determinan que las mujeres accedan al trabajo remunerado en menor medida que los hombres, advierte la secretaria de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM.

    Otra característica del empleo en CLM que se desprende de la encuesta es el hecho de que la carga de trabajo en buena parte de las ocupaciones es excesiva lo que determina que en torno a 170.000 personas ocupadas de la región trabajen bajo presión por falta de tiempo para finalizar las tareas.

    Los datos

    Si entramos a analizar los datos, respecto a la flexibilidad de la jornada laboral de las 825.100 personas ocupadas de media en 2019 en la región, para el 73,68% es el empleador o el cliente quienes deciden su jornada laboral lo que supone que tan solo el 25,71% tienen cierto margen para decidir su jornada.

    Conviene recordar que en este caso estamos hablando de ocupación, por tanto de empleo asalariado y empleo por cuenta propia.

    En el conjunto del Estado hay mayor flexibilidad a la hora de decidir la jornada, de manera que el porcentaje de quienes no pueden influir en su jornada baja al 70,62%.

    Otro aspecto analizado por la EPA es la facilidad para coger en su empleo principal una o dos horas libres en el mismo día en que se necesite, en este caso los resultados son muy similares en CLM y en el conjunto del Estado, de manera que el 22,25% de las personas ocupadas de la región y 22,32% del país señalan que les resulta muy fácil coger estas horas libres.

    En el lado opuesto, les resulta muy difícil al 12,61% de las personas ocupadas de CLM y al 13,40% en el conjunto del Estado.

    Si se trata de coger 1 ó 2 días libres comunicándolo con tres días laborables de antelación, el 24,03% de las personas ocupadas de Castilla-La Mancha señalan que les resulta muy fácil y el 13,80% que les resulta muy difícil.

    La media del país se sitúa en el 23,58% para quienes lo tienen muy fácil y el 13,25% para quienes lo tienen muy difícil, ambos porcentajes inferiores a la media de CLM.

    Un aspecto importante a la hora de analizar las jornadas de trabajo es saber con qué frecuencia se tienen que enfrentar las personas ocupadas a solicitudes imprevistas de cambio de horario , aquí también encontramos diferencias entre el conjunto del país y los datos de CLM. Así, el 10,42% de las personas ocupadas de CLM tienen cambios imprevistos una vez por semana, el 9,03% una vez al mes y el 77,98% menos de una vez al mes o nunca. En cambio, estos porcentajes para el conjunto del Estado son del 12,41%, 9,80% y 74,72% respectivamente, por tanto existe un grado ligeramente mayor de estabilidad en los horarios en CLM que en la media del país.

    Otra de las preguntas analizadas por la EPA es la frecuencia con la que fueron contactados durante su tiempo libre en los últimos dos meses y en CLM casi el 30% de las personas ocupadas fueron contactadas en su tiempo libre y algo más del 31% si hablamos del conjunto del Estado, ambos porcentajes muy elevados, estamos hablando del tiempo libre y de descanso de las personas ocupadas.

    También se han analizado los registros de jornada y el 26,33% de las personas ocupadas de CLM señalan que no se registra ni la presencia ni las horas de trabajo y tan solo el 38,47% señala tener registro de horas de trabajo.

    La media para el conjunto del país se sitúa en el 25,98% para quienes no registran ni presencia ni horas y del 37,96% para quienes registran horas de trabajo.

    Otro de los aspectos interesantes analizados es el trabajo bajo presión, en este caso, el 8,41% de las ocupadas de CLM declaran que siempre trabajan bajo presión por falta de tiempo para finalizar las tareas, esto supone casi 70.000 personas de la región que tienen que realizar más trabajo que el que su jornada les permite. A estos hay que sumar el 11,90% que señala que trabajan bajo presión a menudo, es decir más de 98.000 personas ocupadas.

    De media en España estos porcentajes son ligeramente superiores, así siempre trabajan bajo presión el 9,50% y a menudo el 14,83%.

    También podemos conocer grado de influencia de las personas ocupadas en el orden o el contenido de las tareas que desarrollan, en este aspecto, el 62,92% tienen alguna influencia en aspectos como el orden o el contenido de los trabajos que desarrollan.

    En el conjunto del Estado el porcentaje es ligeramente superior y alcanza el 63,24%.

    La encuesta también da respuesta al tiempo empleado para llegar al trabajo desde casa, aquí es donde encontramos la mayor diferencia entre los datos de Castilla-La Mancha y el conjunto del Estado, así en la región el 54,48% de las personas ocupadas tarda menos de 15 minutos en llegar a su trabajo mientras que a nivel Estatal este porcentaje baja al 45,38%.

    Por último se analiza la frecuencia con la que trabajan fuera del lugar habitual en su empleo principal y el 8,47% de las personas ocupas de CLM lo hacen a diario, el 7,42% al menos una vez a la semana y el 3,91% al menos una vez al mes, el resto o no lo hacen o lo hacen con menor frecuencia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.