CCOO denuncia la degradación y precarización del empleo en el sector de Actividades Deportivas y Acuáticas de la provincia de Guadalajara

    Guadalajara, 4 de octubre de 2018. CCOO ha denunciado hoy la constante degradación y precarización del empleo en el sector de actividades deportivas y acuáticas en la provincia de Guadalajara, que emplea a unas 400 personas en total de las que apenas un puñado tienen contratos estables.

    04/10/2018.
    Rueda de prensa: Miguel Ángel López, Javier de Miguel Perucha y dos trabajadores del sector

    Rueda de prensa: Miguel Ángel López, Javier de Miguel Perucha y dos trabajadores del sector

    En rueda de prensa ofrecida esta mañana, el secretario general de CCOO-FSC de Guadalajara, Miguel Ángel López y Javier de Miguel Perucha responsable del Sector de Instalaciones deportivas, junto con dos jóvenes trabajadores del sector, ha instado a los ayuntamientos a no desentenderse de la situación laboral de quienes prestan “servicios municipales tan demandados por los vecinos como son las actividades deportivas y acuáticas.”

    “No puede ser que a cientos de jóvenes a los que se les exige una gran cualificación, formación técnica y titulación universitaria, sólo se les ofrezca precariedad laboral, bajos salarios y derechos laborales recortados”

    Aunque en la provincia hay un buen número de gimnasios, piscinas e instalaciones y complejos deportivos privados, buena parte de estas actividades son servicios públicos municipales; si bien la mayoría de los ayuntamientos tienen externalizada la gestión a través de contratas con empresas privadas.

    Este es el caso del Ayuntamiento de Guadalajara, que cuenta con una contrata para la gestión del Centro Acuático, actualmente en manos del Grupo Supera; y otra para el resto de las instalaciones deportivas con Finess Project.

    Finess Project, que se presenta como “especialistas en gestión integral deportiva, instalaciones y animación sociocultural”, gestiona el Patronato Deportivo Municipal de Guadalajara con una plantilla de 35 personas, de las que sólo siete tienen contratos estables; tres de ellas a requerimiento de la Inspección de Trabajo, que a instancias de CCOO determinó el carácter indefinido de su relación laboral. Finess Project presta también diferentes servicios a otros muchos municipios de la provincia de Guadalajara, donde en conjunto emplea a unas 150 personas, la inmensa mayoría eventuales.

    En cuanto al Centro Acuático de Guadalajara Capital, el Grupo Supera emplea allí a unas 30 personas. “Hasta donde sabemos -porque aún no se han celebrado allí elecciones sindicales- todas o casi todas tienen contratos temporales”.

    En Azuqueca de Henares, la contrata municipal del “centro acuático y multideportivo” está en manos de Alameda de Agua y Salud, empresa que acaba de despedir a tres trabajadores fijos-discontinuos y los ha sustituido por eventuales. “Cuando acudieron a incorporarse a sus puestos el pasado mes de septiembre, les dijeron que no contaban con ellos”, ha explicado López, “Luego hemos visto que han contratado a otras tres personas ‘por obra o servicio’. Vamos a denunciar estos hechos ante la Inspección de Trabajo, con independencia de la presentación de demandas judiciales por despidos nulos o improcedentes”

    Esta empresa, que cuenta en Azuqueca con una treintena de trabajadores, “también tiene por norma no renovar a cualquier trabajador o trabajadora que se le ocurra reclamar un derecho. De hecho, sospechamos que los recientes despidos de los tres fijos-discontinuos se debe a que estas tres personas están afiliadas a CCOO”

    “Estos casos no son casos aislados en el sector”, han explicado en la rueda de prensa los jóvenes delegados de CCOO. “Se unen a la larga lista de trabajadores ‘incómodos’ para las empresas, que se quedan sin trabajo simplemente por el hecho de reclamar sus derechos o unas condiciones dignas en su puesto de trabajo. Lo hemos vivido en ‘Alameda de Agua y Salud’, lo hemos vivido en Fitness Project y es algo muy común en este sector tan precarizado”

    Miguel Ángel López ha insistido en que “desde hace tiempo venimos comprobando que las contratas municipales de las actividades deportivas y acuáticas basan su funcionamiento en el empleo precario y sin derechos, y que los Ayuntamientos no muestran ningún interés ni compromiso que estas empresas garanticen el mantenimiento de puestos de trabajo estables y de cumplimiento de la legalidad laboral”

    El caso del ayuntamiento de Marchamalo es aún más llamativo. Este municipio ha llegado a un acuerdo con la OPADE, Organización y promoción de actividades deportivas SA, del Grupo Cobra, para que se hago cargo de algunos servicios que hasta ahora se venían prestando por personal laboral municipal. Estos trabajadores han renovado su relación laboral con el Ayuntamiento hasta el final de este año, pero no se sabe qué será de ellos a partir del próximo mes de enero. “La solución que se les ofrece es que acepten ‘voluntariamente’ su baja como empleados municipales para ser contratados por OPADE.”

    “Ni nosotros como sindicato ni las administraciones públicas podemos permitir un sector tan demandado por la ciudadanía como son las actividades deportivas y acuáticas se base en la precariedad laboral”, recalca López.

    “Los encargados de prestar los servicios son jóvenes cualificados, con titulaciones técnicas y universitarias, que ven cómo el futuro laboral que se les ofrece, tras muchos años de formación y esfuerzo personal, consiste en contratos temporales, salarios bajos y derechos laborales recortados”

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.