CCOO CLM reivindica el acceso al aborto legal y seguro y el derecho de las mujeres a decidir libremente su maternidad

    Toledo, 27 de septiembre de 2018. Con motivo del Día Mundial por el acceso al Aborto legal y seguro, CCOO de Castilla-La Mancha se solidariza con todas las mujeres que, en distintos países del mundo, están luchando por los derechos sexuales y reproductivos, por el acceso al aborto, legal y seguro y por el derecho a decidir libremente su maternidad. En 1990 la Asamblea del Movimiento Feminista Latinoamericano declaró el 28 de septiembre como Día Mundial por el acceso al Aborto legal y seguro.

    27/09/2018.
    Día Mundial por el acceso al Aborto Legal y Seguro

    Día Mundial por el acceso al Aborto Legal y Seguro

    CCOO manifiesta su compromiso con la lucha por la despenalización y la legalización del aborto, por la de­fensa de los derechos humanos y por el derecho a la anticoncepción segura para evitar las miles de mujeres muertas por abortos clandestinos, primera causa de mortalidad de las mujeres en muchos países latinoa­mericanos y del Caribe, así como en otras partes del mundo, países de África y Asia.

    Los derechos sexuales y reproductivos, entre ellos, la interrupción voluntaria del embarazo, son derechos humanos internacionalmente reconocidos por Nacio­nes Unidas y el Consejo de Europa, que instan a los Es­tados miembros a que garanticen que la interrupción del embarazo sea una práctica accesible y segura.

    La Declaración institucional de la Conferencia de El Cai­ro (1994), suscrita hace ya 24 años por 179 países -entre ellos España–, sigue sin cumplir sus objetivos fundamen­tales: “los países deben garantizar el acceso a la anti­concepción, la información sobre planificación familiar y el aborto seguro”.

    Distintos Informes del Fondo de Naciones Unidas para la Población y Desarrollo (UN­FPA) alertan de las gravísimas consecuencias para 220 millones de mujeres de todo el mundo, que no pueden acceder a métodos anticonceptivos seguros, y del alto número de mujeres que mueren por procedimientos abortivos clandestinos y peligrosos.

    El Convenio de Estambul (2011) contempla como delito todas las formas de violencia contra la mujer: violencia física, psicológica y sexual, incluida la violación, la mutilación geni­tal femenina, el matrimonio forzoso, el acoso, la esterilización y el aborto forzados. Esto im­plica que los Estados deberán introducir estos delitos en sus sistemas jurídicos.

    CCOO reivindica suprimir la Ley Orgánica 11/2015 para refor­zar la protección de las menores y mujeres con capacidad modificada judicialmente en la interrupción voluntaria del embarazo, que presentó el Partido Popular y modificó la LO 2/2010 que estableció como obligatorio y sin excepción el permiso de los padres para que puedan abortar las jóvenes de entre 16 y 17 años.

    También el desarrollo de la Ley Orgánica 2/2010 de sa­lud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, en relación a la im­plementación de las medidas necesarias para formación, educación y prevención en salud sexual integral y reproductiva, libre de estereo­tipos sexistas y Lgtbfóbicos.

    El sindicato pide dotar presupuestariamente con los recursos necesarios, los centros de planificación fa­miliar; educación sexual y pleno acceso a los distintos métodos anticonceptivos; así como formación a personal sanitario para la incor­poración de los avances en técnicas y procedi­mientos abortistas.

    CCOO defiende el derecho a la maternidad y a la paternidad de mujeres y hombres sin pareja y LGTBI para acceder a los sistemas de reproducción asistida de la sanidad pú­blica, con carácter gratuito.

    Los derechos sexuales y reproductivos son parte fundamental de los derechos humanos, por lo que los Estados deben garantizar el derecho de las mu­jeres a su salud sexual y reproductiva y a decidir libre y responsablemente sobre su maternidad, lo contrario supone la vulneración de estos derechos, y un ataque frontal contra la libertad, la dignidad y la integridad de las mujeres.

    CCOO se solidariza con la lucha de las mujeres por el derecho a decidir sobre su sexualidad y su maternidad.

    Denunciamos la hipocresía de los gobier­nos, como fue el reciente rechazo del Sena­do a la legalización del aborto en Argenti­na, donde más de un centenar de mujeres mueren al año por abortos clandestinos.

    De igual modo, CCOO considera inadmisible la actual situación de represión y persecución que están sufriendo las mujeres nicaragüenses por la fuerte penalización del aborto que realiza su Gobierno, partidos conservado­res y jerarquías de la iglesia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.