Trabajadoras y trabajadores con sueldos de miseria de la lavandería Industrial ELIS de Almansa se movilizan para exigir un convenio colectivo y un salario digno

    Albacete, 31 de octubre de 2018. La plantilla de la lavandería industrial “Elis”, de Almansa (Albacete) se ha concentrado hoy a las puertas de su empresa para exigir un convenio colectivo digno. Las movilizaciones irán a más y la propia asamblea de trabajadores y trabajadoras ha decidido ir a la huelga si la multinacional francesa propietaria de la empresa no ofrece de inmediato una respuesta satisfactoria a sus reivindicaciones.

    31/10/2018.
    Trabajadoras y trabajadores de la lavandería Industrial ELIS se movilizan por salarios dignos

    Trabajadoras y trabajadores de la lavandería Industrial ELIS se movilizan por salarios dignos

    De las 80 personas que integran la plantilla, más de 70 son mujeres, con salarios base de 636 euros al mes, por 12 pagas anuales. Para llegar al SMI, tienen un complemento de ‘mejoras’ de 92 euros. El resto del personal -transportistas y encargados- no está mucho mejor.

    En mayo del año pasado, la dirección de la lavandería aceptó la exigencia de CCOO y del comité de empresa, también de CCOO, de abrir la negociación para regular las condiciones laborales y dignificar los salarios mediante un convenio colectivo para el personal de la planta, dado que no hay un convenio sectorial de referencial, ni provincial ni nacional. Elis sí tiene acordados convenios de empresa en algunas de las lavanderías que posee en España, en condiciones más dignas de las existentes en Almansa.

    La semana pasada, tras año y medio de negociaciones, se logró un acuerdo para elevar los salarios base de la plantilla hasta el SMI, manteniendo el complemento de mejoras y con un incremento del 2% para 2019 y 2020. Sin embargo, el responsable de Recursos Humanos de la multinacional francesa en España rompió el preacuerdo.

    La asamblea de trabajadoras y trabajadoras decidió poner pie en pared e iniciar movilizaciones, comenzando hoy con una concentración a la que se ha sumado la práctica totalidad de la plantilla y a la que también han acudido el responsable comarcal de CCOO, Pedro González, y la secretaria general de CCOO-Construcción y Servicios en la provincia de Albacete, Maribel Cabañeros.

    “Lo de hoy ha sido un primer paso, las movilizaciones irán a más, con huelgas incluidas, hasta conseguir un salario y unas condiciones laborales dignas”, ha advertido González.

    “La situación no es aceptable por más tiempo; ya hemos dedicado 18 meses a negociar. Las reivindicaciones y propuestas de la plantilla no son en absoluto desorbitadas, solo se trata de dignificar el trabajo que realizan y de cobrar por ello unos salarios mínimos. La multinacional francesa tiene que salir de su posición mezquina y misérrima y dar una respuesta satisfactoria a las aspiraciones de la plantilla cuanto antes, la semana que viene”

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.