Unai Sordo emplaza al Gobierno a derogar “sin más demora” los aspectos centrales de la reforma laboral y a reformar de manera integral el Estatuto de los Trabajadores

  • “Volvemos a ser campeones de Europa de temporalidad, con una tasa del 27%, la más alta desde 2008”.
  • “La precariedad en el empleo no es la excepción es la norma habitual en la mayoría de los puestos de trabajo”.

Toledo, 26 de octubre de 2018. El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, participó ayer en Toledo en las jornadas “Hacer frente a la precariedad en el trabajo: propuestas de reforma” organizadas por la Universidad de Castilla-La Mancha, donde denunció que “con la reforma laboral el Gobierno abrió todas las compuertas de la precarización del empleo”.

25/10/2018.

URL | Código para insertar

Unai Sordo en la Universidad de Castilla-La Mancha

Unai Sordo en la Universidad de Castilla-La Mancha

“Nos estamos debatiendo entre la urgencia y la necesidad. La urgencia es derogar aspectos centrales de la reforma laboral y la necesidad es abordar una reforma integral y en profundidad del Estatuto de los Trabajadores para modificar los patrones de comportamiento del mercado laboral en España, de la forma de contratar, de despedir y de pagar”.

Unai Sordo denuncia que “hay precariedad cuando se accede al empleo, con una contratación precaria y temporal, cuando se despide porque la ley permite al empresariado despedir solo con una previsión de pérdidas, y hay precariedad porque la reforma laboral ha permitido modificar lo pactado en los convenios colectivos prácticamente sin causa”.

El secretario confederal de CCOO afirmó que los datos de la EPA “dejan claro que se vuelven a reproducir las viejas inercias de precariedad en el empleo. España tiene una tasa de temporalidad por encima del 27%, la más alta que tiene nuestro país desde 2008”.

“Después de dos reformas laborales que se justificaron, entre otros motivos, para evitar las viejas dinámicas del mercado laboral en España, en cuanto a que se contrataba mucho de manera temporal y se despedía a los trabajadores temporales cuando había problemas, se nos decía que para evitar esto había que flexibilizar el mercado laboral, permitiendo que el empresariado pudiera modificar las condiciones salariales para reducir salarios antes que despedir, y también para reducir la contratación temporal”

Pero a la luz de los datos se evidencia que el “único objetivo de las reformas laborales era la devaluación salarial; unas reformas que si lo que perseguían era estabilizar el empleo, son un rotundo fracaso. Volvemos a ser campeones de Europa de temporalidad”.

Menos de la mitad de los trabajadores y trabajadoras en España tienen hoy día un contrato indefinido y a jornada completa. El 52% tienen contratos a jornada parcial o contratos temporales o las dos cosas. “Esto quiere decir que la precariedad en el empleo no es la excepción es la norma habitual en la mayoría de los puestos de trabajo. A lo que hay que añadir que más de 3 millones de personas están en desempleo”.

En este sentido, el secretario confederal de CCOO afirma que “no vale consolarse en los datos macroeconómicos ni en los datos globales que nos dicen que disminuye el paro y aumenta el número de personas ocupadas, la calidad del empleo se deteriora en España como consecuencia de las reformas laborales que se han adoptado en los últimos diez años”.

Por ello, “abogamos por derogar los aspectos centrales de la reforma laboral, especialmente la del año 2012, emplazando al Gobierno a que sin más demora pongamos entre todos encima de la mesa los aspectos centrales para la mejora de la calidad del empleo y para evitar que los salarios se sigan devaluando”, remarcó el líder sindical.

El 15% de las personas trabajadoras del país a jornada completa cobran menos de 1.000 euros anuales, afectando los bajos salarios especialmente a las mujeres, las personas jóvenes, las que llevan menos de un año de antigüedad en la empresa y las que tienen contratos de carácter temporal.

Por último, el secretario confederal de CCOO hizo hincapié en que “es urgente en España derogar los aspectos centrales de la reforma laboral, subir los salarios, reformular la legislación laboral y poner en valor la negociación colectiva, donde CCOO va a hacer un esfuerzo hasta el límite para que se aplique lo pactado en el IV AENC, es decir, subidas salariales en los próximos dos años en torno al 3% y que no haya ningún convenio con salarios inferiores a los 14.000 euros anuales”, concluye Sordo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.