CCOO denuncia los abusos y explotación laboral y las condiciones de vida infrahumanas que sufren 300 temporeros en Fuentealbilla (Albacete)

    Albacete, 15 de octubre 2018. Esta mañana, la sede de CCOO Albacete ha acogido la rueda de prensa para denunciar las condiciones “infrahumanas e insalubres” que sufren 300 temporeros hacinados en el asentamiento de Fuentealbilla.

    16/10/2018.
    Asentamiento de temporeros en Fuentealbilla.

    Asentamiento de temporeros en Fuentealbilla.

    Carmen Juste, secretaria general de CCOO Albacete, junto a Juan Antonio Cuevas, secretario provincial de la Federación de Industria de CCOO Albacete, el sindicalista Juan Zamora, autor del reportaje gráfico, y el presidente de la Asociación Colectivo de Inmigrantes ACAIM, Cheikhou Cisse han comparecido ante los medios de comunicación para denunciar la situación del asentamiento de Fuentealbilla “un escenario desolador marcado por los abusos, la explotación y la miseria”.

    La responsable sindical ha indicado que “fue una llamada anónima la que alertó al sindicato de las condiciones infrahumanas que están sufriendo los temporeros y temporeras del campo en este asentamiento de Fuentealbilla”.

    En este sentido, ha recordado la ampliación de la campaña “Tú nos informas, CCOO denunciamos”, traducida al árabe y francés, dirigida a las personas inmigrantes en colaboración con ACAIM “está cumpliendo con sus objetivos para erradicar los abusos, fraudes y situaciones de explotación laboral en las campañas agrícolas en los campos de Albacete”.

    Así mismo, Juste ha mostrado a los medios de comunicación la situación en la que viven los inmigrantes a través de un reportaje fotográfico realizado “in situ” en el asentamiento. En este sentido, ha advertido de la dureza de las imágenes “son fiel reflejo de una realidad de abusos y miserias a la que están sometidos estos temporeros y sus familias. Son víctimas de la explotación y el fraude laboral de muchos intermediarios que sacan dinero a costa de la precariedad y la miseria.”

    “Y no es un caso aislado”, ha advertido Juste. “Hemos conocido y denunciado varios más, que no vamos a desvelar para evitar que los explotadores lo sepan y escondan a los temporeros o los desplacen a otros alojamientos para presentar una imagen más aceptable cuando lleguen los inspectores de trabajo o la guardia civil”

    Del propio asentamiento de Fuentealbilla “desaparecieron” decenas de personas después de que se hicieran públicas las primeras denuncias del sindicato.

    “Es un tema muy grave, que hay que atajar y erradicar. En estos asentamientos conviven los temporeros con sus familias, mujeres y menores; en condiciones penosas e insalubres; y no solo para ellos, también lo pueden ser para los vecinos”

    Juste ha explicado que en la mayoría de los casos los temporeros no denuncian estas irregularidades y explotación laboral por desconocimiento o por miedo a represalias, y que las imágenes son testimonio de su situación, “hablan por sí solas”.

    La secretaria general de CCOO Albacete ha pedido a las diversas administraciones de la provincia que aborden la situación para “atajar el problema y cambiar las condiciones de vida y de trabajo de estos temporeros que dibujan un escenario desolador. Instamos a las administraciones públicas y a los ayuntamientos implicados a trabajar con los agentes sociales y empresarios en la búsqueda de soluciones para dar respuesta a este problema”; “exigimos que en los convenios en los que no esté regulado el alojamiento se regule de una vez por todas para evitar estos fraudes y las situaciones penosas en las que se encuentran estos trabajadores y trabajadoras del campo”.

    Por su parte, Juan Cuevas, secretario provincial de la Federación de Industria de CCOO Albacete ha denunciado la cadena de abusos por parte de la figura de los intermediarios. “Estamos ante una figura de cripto- explotación; que a menudo queda oculta. Lo que vemos hoy es un nuevo capítulo de la situación de explotación por la que pasan los trabajadores y trabajadoras de temporada en el campo de Albacete”, ha lamentado.

    Cuevas ha asegurado que estos temporeros trabajan de “sol a sol” en jornadas “maratonianas”, a las que se suman salarios por debajo de lo legal, y ha denunciado los “abusos” por parte de los intermediarios, que “se llevan gran parte de lo que estos trabajadores ganan”.

    Nuevamente, ha puesto el punto de mira en los intermediarios, “responsables directos que se aprovechan de la necesidad de los temporeros” pero también ha señalado a los empresarios del campo, “a los propietarios de las explotaciones agrarias que evaden su responsabilidad”; y ha advertido que el sindicato no cesará en la lucha hasta erradicar por completo este tipo de situaciones e irregularidades.

    Ante este panorama de continuas irregularidades en el que se producen infracotizaciones a la seguridad social, pago de salarios por debajo de convenio, extenuantes jornadas, pésimas condiciones de trabajo, así como una inexistente seguridad y salud laboral, Cuevas ha lamentado que “hay que sumar estas duras condiciones de vida; viven hacinados y duermen en unas condiciones insalubres como animales en una antigua granja de cerdos.”

    Cuevas ha incidido en la necesidad de introducir en el convenio del campo una cláusula de “habitabilidad”, la obligación por parte del empresario de facilitar una vivienda y así asumir la responsabilidad de la situación en la que viven sus temporeros.

    Por otra parte, el presidente de la Asociación Colectivo de Inmigrantes ACAIM, Cheikhou Cisse, senegalés de nacimiento, ha indicado que ha sido uno de los primeros en visitar el asentamiento de Fuentealbilla para ver en qué condiciones viven los 300 temporeros.

    “Cuando llegamos al asentamiento, como africano, como senegalés, me quedé sorprendido de la situación en la que vivían mis compatriotas. Volví a casa con el corazón encogido”, ha declarado Cisse, que a su vez se ha preguntado cómo es posible que en pleno siglo XXI sucedan estas situaciones en los campos de Albacete. “¿Dónde están estos agricultores que quieren la denominación de origen de sus productos?; ¿saben en qué situación viven los temporeros?”, entre otras cuestiones abiertas a la reflexión en la búsqueda de soluciones a este tipo de situaciones de abusos y explotación laboral.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.