CCOO-Cuenca insta a Educación a enviar “mañana mismo” un ordenanza al colegio público San Julián

    Cuenca, 1 de octubre de 2018. CCOO insta a la consejería de Educación a destinar mañana mismo un ordenanza al Colegio Público San Julián de Cuenca. El Ayuntamiento de Cuenca ha retirado al que tenía destinado allí tras comprobar que el colegio no pertenece a su término municipal

    01/10/2018.

    Esta mañana, ha sido la propia directora del centro la que ha tenido que acudir a abrirlo a las 07.45 horas, para no dejar en la calle a cinco niños pequeños de Villar de Domingo García: tres alumnos de Infantil, de entre tres y cinco años, y otro dos de Primaria, que cada día llegan al colegio en transporte escolar una hora y cuarto antes de que empiecen las clases.

    Hasta ahora, la persona que realizaba las tareas de ordenanza en este colegio era un trabajador del Ayuntamiento de Cuenca, administración que también se ocupaba del mantenimiento del colegio. Pero el pasado mes de agosto, el Ayuntamiento advirtió a Educación que dejaría de hacerlo este curso, porque el colegio, situado a las afueras de Cuenca, en la antigua carretera Nacional N-III, no pertenece a su término municipal.

    “El 31 de agosto, el ayuntamiento comunicó por escrito a la dirección provincial de Educación que iba a retirar el ordenanza y a dejar de hacerse cargo de los gastos de funcionamiento del Colegio. Pero a día de hoy, la Administración educativa no ha dado solución al problema. Es más; hasta la semana pasada ni siquiera había advertido a la directora de que desde este lunes no iba a disponer de ordenanza”, explica José David García Serrano, secretario general de la federación de Enseñanza de CCOO de Cuenca.

    “El CP san Isidro imparte clases a unos 40 alumnos de varias localidades cercanas a Cuenca. Una de ellas es Villar de Domingo García, pueblo del que recibe cinco alumnos, que llegan al colegio a diario a las ocho menos cuarto de la mañana. Los niños y la cuidadora se tienen que quedar una hora y cuarto todos los días en un aula antes de que empiece el horario escolar, porque la consejería de Educación aprovecha el autobús que viene del Villar de Domingo García para traer también a Cuenca a los alumnos de este pueblo que estudian la ESO, que tienen que llegar a su instituto a las ocho”

    “Ya hemos cuestionado reiteradamente esta situación. Para ahorrarse unos euros, la Administración obliga a niños de tres, cuatro o seis años a levantarse a las siete de la mañana y llegar al colegio mucho antes de que empiecen las clases. Tienen una jornada escolar mucho más larga de lo que debieran, llegan con sueño y se marchan derrotados. Pero es que, además, ahora no hay un ordenanza para abrirles la puerta cuando lleguen, para que por lo menos puedan esperar dentro del colegio y no en la calle. El ordenanza que los recibía todos los días ya no está.”

    “Además, es un colegio donde los niños se quedan a comer, hay que atenderlos desde que acaban las clases hasta que se marchan del centro; hay que ocuparse de que bajen y suban al autobús sin peligro…”

    “No entramos en la razón que tenga o no tenga el Ayuntamiento de Cuenca para haber retirado el ordenanza y para desentenderse de este colegio; ni en las pugnas políticas que haya entre esta corporación local, del PP, y el Gobierno regional, del PSOE-Podemos. Pero las consecuencias no las pueden pagar los niños, ni tampoco la directora.”

    “Mañana mismo tiene que haber una ordenanza en el Colegio Público san Julián”, recalca José David García Serrano, que insta también a Educación a disponer de un transporte escolar racional para los niños de Villar de Domingo García, aunque salga un poco más caro.”

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.