La trata de personas es un delito que los gobiernos deben combatir en todas sus formas

    Madrid/Toledo 30 de julio de 2018. La OIT calcula que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso. CCOO recuerda que la trata supone una profunda violación de los derechos humanos, de la dignidad y de la libertad de las personas, y constituye un grave delito.

    30/07/2018.
    Día Mundial contra la trata

    Día Mundial contra la trata

    En el Día Mundial contra la Trata de Seres Humanos, CCOO quiere recordar, una vez más, que la trata de personas es un delito que explota a mujeres, niños y hombres con numerosos propósitos, incluídos el trabajo forzoso y el sexo. La Organización Internacional del Trabajo calcula que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso, cifra que incluye a las víctimas de trata para la explotación laboral y sexual. Todos los países están afectados por la trata, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas. La esclavitud, tanto en su forma moderna como en la antigua, no es sólo una vergüenza, sino que es «la execrable suma de todas las villanías», como la definió el abolicionista John Wesley, y no tiene cabida en nuestro mundo.

    Aproximadamente un 30% de las víctimas de la trata son niños, y un 70% son mujeres y niñas, según los datos publicados en el Informe Mundial sobre la Trata de Personas elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

    España ha ratificado el Convenio 29 de la OIT sobre trabajo forzoso y el pasado septiembre de 2017 ratificó asimismo el protocolo de 2014 que complementa el citado Convenio; sin embargo se carece de una política nacional al respecto. En 2015 se aprobó un Plan Integral de Prevención y Lucha contra la Trata de Mujeres y Niñas con fines de explotación sexual. CCOO entendemos imprescindible desarrollar un Plan de Prevención contra la trata de personas con fines de explotación laboral y trabajo forzoso, que debe contemplar mecanismos de asistencia y protección para las víctimas, sean éstas niños, mujeres u hombres.

    Igualmente, es necesario tipificar de manera individualizada y específica el delito de trabajo forzoso dada la laguna que existe en nuestro Código Penal y que puede dejar impunes estas prácticas aberrantes.

    Finalmente, CCOO recuerda la necesidad de que los poderes públicos incidan en la sensibilización hacía la población española sobre el ámbito de la trata y sus víctimas en todos los órdenes (explotación sexual/prostitución, explotación laboral y trabajo forzoso, tráfico de órganos), así como una labor específica de formación y sensibilización para los agentes intervinientes que facilite la detección de las víctimas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.