CCOO CLM exige cumplir los convenios internacionales de migración, asilo y refugio para garantizar el respeto de los derechos de las personas migrantes

  • Somos la comunidad autónoma, -con diferencia-, con mayor saldo migratorio negativo con el extranjero (- 1.323) en el primer semestre del año.
  • Castilla-La Mancha es la tercera comunidad autónoma con mayor saldo migratorio negativo entre regiones (-2.404).
  • 7.028 personas de nuestra región se han marchado al extranjero, de las cuales 1.428 tienen nacionalidad española

Toledo, 18 de diciembre de 2017. Con motivo del Día Internacional del Migrante, hoy 18 de diciembre, CCOO reclama una política común de la UE sobre migraciones, un estatuto común y único tanto de solicitud como de reconocimiento del derecho de asilo, una política común de migración laboral y la adecuada celeridad en el reasentamiento de solicitantes de asilo de otros países de la UE en España, entre otras reivindicaciones para asegurar los derechos de las personas migrantes.

18/12/2017.

CCOO de Castilla-La Mancha queremos poner el acento en los movimientos migratorios que se están registrando en nuestra comunidad autónoma, señala la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM, Mª Ángeles Castellanos.

En Castilla-La Mancha el saldo migratorio con el extranjero en el primer semestre de 2017, según los datos publicados por el INE, es de –1.313 personas. Atendiendo al país de nacimiento el saldo de personas nacidas en España es de -841 y de -2.115 de nacidas en Rumanía, país que presenta la cifra más elevada.

Somos la región que en términos absolutos presenta el mayor saldo migratorio negativo con el extranjero en el primer semestre del año (-1.313), con una considerable diferencia en número con respecto de las otras tres comunidades autónomas que también tienen saldo migratorio negativo (Castilla y León -456, Extremadura -324 y Murcia -276).

Si nos fijamos en las personas que han emigrado en este mismo periodo, 7.028 personas de nuestra región se han marchado al extranjero, de las cuales 1.428 tienen nacionalidad española, señala Castellanos.

También es negativo nuestro saldo migratorio entre comunidades autónomas, en este caso alcanza las -2.404 personas, lo que nos sitúa como la tercera región con mayor saldo negativo.

Castellanos explica que nuestro saldo migratorio negativo contrasta con el saldo positivo de comunidades como Madrid, Baleares o Euskadi, regiones con una economía más dinámica que la nuestra, “lo que pone en evidencia la relación entre los movimientos migratorios y la precariedad laboral y de modelo económico”.

Castilla-La Mancha tenía 2.040.977 habitantes a 1 de enero de 2017, el 31 de julio la cifra se sitúa en 2.034.801, -2.459 se deben al saldo vegetativo -1.313 al saldo migratorio exterior y -2.404 al saldo migratorio interior.

Aunque la población extranjera en Castilla-La Mancha también ha bajado, siguen teniendo una presencia destacada y muy vinculada al empleo de las campañas agrícolas, así en torno al 44% de la afiliación en el régimen agrario es de personas extranjeras.

Por último, el sindicato insiste en que es necesaria una política común de migración laboral que garantice canales estables, transparentes, ágiles y eficaces que permitan la llegada legal a la UE de aquellas personas que lo entiendan como un proyecto viable. Al tiempo que exigimos la necesidad de articular también un estatuto común de procedimientos de solicitud, tramitación y obtención de autorizaciones de entrada, residencia y trabajo en la UE, incluyendo un catálogo común para toda la UE de los derechos y obligaciones para los extranjeros de terceros países en la UE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.